Cevico de la Torre llena sus calles para celebrar a la Virgen del Rasedo

El alcalde afirma que la crisis se deja notar en el presupuesto de las fiestas, aunque se mantendrán los 17.000 euros del año pasado

Para los ceviqueños, ya han llegado sus días grandes, los días de las fiestas patronales, con las celebraciones en honor de la Virgen del Rasedo, la patrona de Cevico de la Torre. Se aparca la crisis, se huye de los problemas y solo hay sitio para la alegría y el buen ambiente. Cuatro días por delante para que los vecinos y los que decidan acudir disfruten de la programación que ha elaborado el Ayuntamiento y que, según el alcalde, Eliseo Trejo, se ha hecho «con toda la ilusión del mundo para sacar la fiesta lo mejor que podamos».
El Consistorio tiene previsto dedicar este año 17.000 euros a la programación, cantidad similar a la del año pasado, y en la que, amén de pagar todos los espectáculos, las verbenas y los fuegos, se incluye el coste de los obligados regalos y premios de los concursos.
«El presupuesto es parecido al del año pasado, pero, como todos los ayuntamientos, hemos tenido que agarrarnos a lo poco que tenemos ahora. Se nota la crisis, y hay que intentar hacer lo máximo con ese dinero, nos encantaría gastar 25.000 o 30.000 euros, pero no se puede. Y es un quebradero de cabeza, ya que, a lo mejor, los vecinos dicen que no es nada una fiesta que has preparado con todo el corazón», hace hincapié Eliseo Trejo.
Uno de los actos que más refleja la unión de los vecinos de Cevico es la romería de hoy. «Para Cevico son sus días más importantes, son unas fiestas a las que vienen todos los vecinos que pueden. Sobre todo el día de la romería, que viene gente de fuera para estar con la Virgen del Rasedo. La ermita se pone a tope de coches y personas», hace hincapié el regidor.
«Animo a todo el mundo a que venga a Cevico en las fiestas, porque serán recibidos por todos los ceviqueños fenomenalmente, y estoy seguro de que van a pasar unos días muy bonitos en el pueblo», incide Trejo.
La romería de hoy en la Virgen del Monte Rasedo, un lugar a cinco kilómetros del pueblo y a 876 metros de altitud, poblado de encinas y con unas vistas preciosas, es ideal para pasar el día en torno a una barbacoa.

Fuente: Norte de Castilla